El acto se realizó en la Plaza de Armas del Complejo Penitenciario Nº 1, en la ciudad de San Luis, con una importante participación de la familia penitenciaria.

Contó con la presencia del vicegobernador de la Provincia, Carlos Ponce; los ministros de Seguridad, Diego González, y de Gobierno, Justicia y Culto, Eduardo Mones Ruiz; el jefe de la Policía de San Luis, comisario general Fabricio Portela; el director de la Penitenciaría Provincial, Segundo Giménez; el obispo de San Luis, Pedro Daniel Martínez; y autoridades y representantes policiales, militares y gubernamentales.

Luego de entonar las estrofas del Himno Nacional Argentino, a cargo de la banda de la Policía de la Provincia, el obispo Martínez impartió la bendición. Posteriormente, se procedió a la entrega de reconocimientos al personal destacado en sus funciones durante el año, haciendo especial hincapié en el esfuerzo y cumplimiento de funciones en la institución. También se entregaron reconocimientos al gobernador de la Provincia, Alberto Rodríguez Saá, y al ministro de Seguridad, Diego González.

Segundo Giménez explicó que la mencionada institución tiene entre sus principales objetivos que las personas privadas de la libertad adquieran pautas de conducta y herramientas para su reincorporación a la sociedad. “Los penitenciarios saben que nuestra tarea no es la más fácil, muchas veces tenemos que dejar la familia, cuestiones personales, trabajando más horas de lo normal, priorizando siempre nuestra institución. Quiero felicitarlos en este día por la tarea realizada y a la familia de cada uno de ustedes que los acompañan porque sin su apoyo no nos sería posible llevar a cabo nuestro trabajo”, puntualizó Giménez.

¿Por qué se conmemora?

El Día del Agente Penitenciario fue motivado por la declaración de Nuestra Señora del Carmen como patrona de las cárceles e institutos penitenciarios. No fue una designación casual sino inspirada en raíces profundas de fe y también raigambre histórica, que tuvo lugar el 16 de julio de 1949.